ROSCON DE REYES CANNABICO

Publicado por: Doctor Cogollo En: BLOG GENERAL El: viernes, 16 noviembre de 2018 Comentarios: 0 Vistas: 220

La navidad es una ocasion en la que queremos sorprender a nuestros amigos con una receta excelente y no se nos ocurre mejor forma que incluir el cannabis en una de esas recetas.

El roscón de reyes ha sido y siempre será uno de los dulces preferidos para el día de reyes, y qué mejor forma que añadirle un poco de marihuana para darle un toque especial.

Ingredientes necesarios:

  • - 500g de harina.
  • - 30g de levadura.
  • - 1 vaso de leche.
  • - 150g de mantequilla.
  • - 5g de marihuana en cogollos o 20g de hojas con resina.
  • - 100 g de azúcar.
  • - 1 cucharada pequeña de sal.
  • - 2 huevos.
  • - Ralladura de limón.
  • - Fruta (alternativa).
  • - Almendras (alternativa).
  • - Azúcar glas (alternativa).
  • - Nata y trufa (alternativa)

Estas proporciones son para un roscón para ocho personas más o menos, en el caso de apreciar hacer un roscón más grande o bien más pequeño, vamos a tener que acrecentar o reducir ingredientes respetando las medidas.

Como bien hemos indicado en recetas precedentes, el mejor sistema para hacer cualquier género de pasteles con marihuana es recurrir a la mantequilla cannábica, puesto que es verdaderamente fácil hacer que los "cannabinoides" queden mojados en ella, evitándonos tener que ingerir de manera directa el elemento vegetal.

Para hacer la mantequilla aconsejamos primero poner una olla solo con agua y nuestra hierba, en tanto que el THC no se filtra con el agua, no obstante, sí que nos vamos a deshacer de la clorofila y otros elementos que no nos resultan de interés. Con sostenerla unos treinta minutos a fuego muy lento va a ser suficiente, si bien vamos a deber remover de forma continua, para asegurarnos de que suelta todos y cada uno de los restos.

Es esencial que esté a fuego lento a fin de que el agua no empiece a hervir, puesto que se evaporarían una parte de los "cannabinoides", rebajando el efecto de la mantequilla.

Mantequilla de marihuana

Una vez ya nos hemos deshecho de la clorofila, la que puede trastocar el sabor de la mantequilla, vamos a proceder a vaciar el agua de la olla, para volver a rellenarla con agua limpia y agregar la mantequilla, para más tarde echar nuestra marihuana cuando la mantequilla ya esté derretida.

Vamos a tener que removerla continuadamente, pero de forma suave a lo largo de 1 hora más o menos, siempre y en todo momento con el fuego a la mínima potencia, puesto que como ya hemos comentado antes, no nos interesa que el agua empiece a hervir.

Una vez haya acabado tendremos que sacar todo el elemento vegetal con el apoyo de un coladero o simplemente algo afín, dejarlo reposar a una adecuada temperatura entre una y dos horas, esperando a que la manteca pase de estado líquido a sólido y quede flotando sobre el agua.

Necesitamos que la mantequilla esté derretida para hacer la masa de esa forma, no tendremos que esperar a que endurezca completamente, nos servirá con que sea una mezcla que emerja encima del agua y se pueda coger con sencillez con una cuchara.

Con la mantequilla cannábica ya finalizada y separada del agua, vamos a tener que dejarla que continúe en reposo y comenzar a hacer la masa del roscón.

Deberemos agregar medio vaso de leche en un bol, junto con tres cucharadas grandes de harina y los 30g de levadura removiendo bien hasta el momento en que quede una masa dura. Más tarde, taparemos el bol y lo dejaremos reposar a lo largo de 30 minutos, lo que permitirá a la masa fermentar y más tarde adoptar esa textura tan deseada.

Una vez ya tengamos la masa inicial lista, agregaremos el azúcar, la leche sobrante, los huevos, la ralladura de limón, la sal y para finalizar nuestra apreciada mantequilla cannábica. Para que salga una pasta unitaria es esencial unir bien los ingredientes uno a uno, en vez de añadirlos todos de golpe y entremezclarlos a la vez, pues se mezclarán con más sencillez y ahorraremos bastante tiempo.

Después cubriremos una superficie llana con harina y mezclaremos la masa a lo largo de 10 minutos, dándole forma de bola, la cual cubriremos con papel trasparente y dejaremos descansar dos horas en un sitio caluroso.

Pasadas un par de horas, la masa ya habrá aumentado su dimensión, con lo cual, vamos a tener que cubrir otra vez la superficie de harina y amasarla durante dos minutos más. Posteriormente comenzaremos a extender la mezcla y aumentar su dimensión, haciendo una superficie llana y redonda, a la que luego le haremos el orificio, dándole forma de roscón (es conveniente hacer un agujero ancho, puesto que al hornearlo la masa se hinchará y se va a quedar más pequeño).

Poner a calentar el horno a 180ºC, después vamos a pintar nuestro roscón con una capa de huevo y daremos paso a hornearlo. Una vez ya esté horneado, podemos echarle lo que queramos, como, por ejemplo, almendras, azúcar glas, fruta confitada, etc.

Ya con el horno a gran temperatura y nuestro roscón completamente decorado, lo vamos a meter en el horno a lo largo de 20/25 minutos, dependiendo del grosor del roscón.

Entonces solo tendrás que esperar a que se enfríe, partirlo por la mitad e incorporarle nata y trufa, o simplemente si lo quieres, puedes dejarlo de la manera simple, eso ya depende de cada uno.

Recuerda que los efectos producidos al ingerir el cannabis por absorción tardan más en hacer efecto que cuando se consume fumada o bien vaporizada. 

A su vez la potencia es mayor, con lo que te aconsejamos tener paciencia hasta el momento en que aparezca el efecto, puesto que abusar con la dosis puede terminar en una mala experiencia.

¡¡ESPERAMOS QUE DISFRUTEIS DE ESTA RECETA!!

Comentarios

Deja tu comentario